fbpx

5+1 consejos para hacer mejores fotos a tus peques

A todas las madres nos gusta tener fotos de nuestros peques para ver cómo van creciendo. ¡Yo la primera culpable! Pero ay madre, que sacamos el móvil o la cámara y nos ponemos a hacer fotos como si no hubiera un mañana. Resultado: tenemos tropecientas mil cuatro fotos pero ninguna mola tanto como para imprimirla y ponerla en un marco en el salón. Son fotos sin más.

Te propongo algo. Vamos a hacer menos fotos pero mejores. Para que las fotos que hagas te gusten de verdad. Se acabó llenar la memoria del móvil y del ordenador con fotos que ni fú ni fa. Y para ayudarte voy a darte 5+1 consejos que van a mejorar tus fotos desde ya.

NUMBER 1. ¡Shhhhhhhhhh!

No avises que vas a hacer una foto. Si están entretenidos haciendo algo coge la cámara o el teléfono y sin que se enteren hazles fotos. Aprovecha porque seguramente su radar de “mamá está haciendo fotos” se active en unos minutos y ya no podrás hacer esas fotos.

NUMBER 2. Agáchate y vuélvete a agachar.

Cuando vayas a hacer una foto a tus peques, no te quedes de pie. Disparando desde tu altura tienes que apuntar hacia el suelo y seguramente tu imagen tenga el suelo de fondo. En cambio si te agachas vas a poder sacar el lugar donde estáiss y vas a poder incluir todas las cosas bonitas del paisaje que no saldrían en el encuadre si disparas desde tu altura.

NUMBER 3. Moving moving.

Ahí están, entretenidos haciendo algo. Pero lo que hay detrás por lo que sea no te convence… Pues muévete, busca el mejor ángulo desde el que disparar. No siempre tienes que sacarlos de frente, a veces la mejor foto es desde atrás. Prueba diferentes ángulos y quédate con el que más te guste.

NUMBER 4. Have fun!

Prueba a hacer las fotos desde arriba y desde abajo. Haz picados y contrapicados. Súbete a algún sitio y tírate al suelo. Tus fotos serán mucho más originales y divertidas si buscas puntos de vista diferentes del “punto de vista normal”.

NUMBER 5. No esperes al momento perfecto.

Todos los momentos son perfectos. Tiene mocos, no importa. Tiene la cara manchada, no importa. Está llorando, no importa. Hay poca luz, no importa. La casa está hecha un desastre, no importa. Estos momentos son el día a día, y merece la pena recordarlos. No busques sólo la foto perfecta del peque sonriendo, con la ropa limpia y la casa recogida. De hecho eso más que el día a día es un sueño ¿no? ¡Por lo menos en mi caso!

THE EXTRA ONES

Selecciona. Coge la costumbre de todas las semanas echar un vistazo a las fotos que hayas hecho esa semana para seleccionar las fotos molonas y borrar las demás. Lo sé. Cuesta y mucho. Pero créeme si te digo que lo vas a agradecer. Las fotos que te quedes van a ser tus favoritas, las que te transmitan y te gusten de verdad.

Edita. Cuando hayas terminado de seleccionar, edita y pon bonitas las que te quedas. No hace falta que estés una hora con cada foto, dales un toquecito con algún filtro o un programa de edición (si quieres currártelo más), endereza si hace falta y poco más. 

Imprime. Y por último pero no menos importante, ¡imprime! Escoje tus super favoritas para poner en un marco, haz álbumes digitales una vez al año o imprime copias en papel. Poder tocar las fotos no tiene precio. No dejes que tus recuerdos se queden olvidados en discos duros o en el móvil.

Espero que te sean útiles estos consejos. Te animo a que los pongas en práctica ya mismo, no excuses! ¡Ah! Y me haría mucha ilusión si subes tus super fotos a instagram y las etiquetas con el hashtag #losfotonesdemama. ¡Me muero por verlas!

¿Estamos en contacto? Déjame que te cuente todo lo que se cuece por aquí.

Y no te preocupes, que no recibirás muchos emails. ¡No quiero ser pesada y se me da mejor hacer fotos que escribir!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies